ACTIVIDADES

Concierto Camara Antiqva

Real Monasterio de Yuste, 21 de septiembre de 2019. 13:00 h.

Rescatamos una selección de bellas páginas del pasado partiendo del siglo XV y llegando hasta los inicios del XVIII. Todas ellas agrupan una temática diversa, el amor, la religión, la fiesta, las hazañas bélicas… de autores como Juan del Enzina, Mateo Flecha, Juan Vásquez, Tomás Luis de Victoria… y otros tantos anónimos. Tras el descubrimiento de América, el viaje de ida y vuelta con el Nuevo Mundo hace que la música y la religión se mezclen con la cultura nativa, dando como resultado joyas musicales recogidas en códices al otro lado del Atlántico.

Un primer bloque de obras, Cantos de la Cristiandad, tienen como base inspiradora el cristianismo. Una sañosa porfía, es un desfile victorioso que pone fin a la reconquista en la ciudad de Granada, pero que a la vez es un canto de lamento del rey Boabdil por su derrota. Esta noticia corre por todos los pueblos y, en algún lugar, un grupo de pastores canta Levanta Pascual, anunciando tal acontecimiento. Ande pues nuestro apellido festeja el advenimiento de Jesucristo como victoria frente al mal. Y avanzando en la historia, nos adentramos en el periodo colonial de América con Sancta María, oración popular en Náhuat (lengua azteca) a la Virgen de Guadalupe.

Cantos de amor y desamor. Nos trasladamos a ambientes cultos palaciegos de la España del renacimiento. A través de la poesía se cantan tópicos universales como el amor y el desamor en su dimensión más humana. Al Alba venid y Con qué la lavaré, dos piezas recogidas en los cancioneros renacentistas que nos hablan de abandono y desamor, de sentimientos que arrastran tristes destinos, desgranan angustias calladas y ponen la esperanza en la luz del alba. De dónde venís amores y Teresica hermana, murmuran amores a contratiempo, en contra de la norma, de amantes furtivos y escondidos en la noche…

Cantos de fiesta. Incluye Hoy comamos y bebamos del ilustre poeta y músico Juan del Enzina que evoca los placeres carnales. Danzas como la folía Rodrigo Martínez, animan con humor la fiesta en los ambientes más populares. Y cerramos con Un sarao de la chacona, un canto a la buena vida, una danza festiva que canta a la diversión e invita a la risa de todos, ridiculizando a personajes de la época, quizá no exenta de cierta crítica social.

Cantos por el qu’es nasçido da título a un grupo de obras cuyo denominador común es el nacimiento de Jesús y las expresiones humanas de alegría ante tal acontecimiento divino. Un ejemplo de ello es Serenisima una noche. Muestra del intercambio con el Nuevo Mundo son los villancicos de “Negrilla” Eso rigor e repente, Convidando está la noche, Los coflades de la estleya y Ay andar, a tocar, a bailar; de ritmos sincopados que invitan al baile y cuyo texto es la transcripción fonética de la manera de hablar de los nativos; una muestra del mestizaje artístico entre los dos continentes.