COMUNICACIÓN

Jáuregui reivindica el trabajo conjunto entre Europa y América Latina

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

X ENCUENTROS SOBRE LA TRANSICIÓN DISCURSO POLÍTICO Y TRANSICIONES: ESPAÑA Y EUROPA
desde el hasta el
ACTIVIDADES Colaboraciones

El eurodiputado y copresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat) del Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui Atondo, ha reivindicado en su discurso de toma posesión como miembro de la Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, la unión entre Europa y América Latina “en la defensa de la razón y de la racionalidad, de la responsabilidad hacia la ciudadanía, de los valores democráticos y humanistas que ambos continentes comparten para conseguir el progreso de ambos pueblos”. Jáuregui ha recibido la medalla como Académico de Yuste en una ceremonia celebrada hoy en Presidencia de la Junta de Extremadura en el transcurso de un acto presidido por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

El nuevo académico señaló que esta unión ha sido una meta a la que ha intentado contribuir a lo largo de su vida, y que aunque la distancia hasta hace poco era un obstáculo, actualmente es posible porque los estudiantes, los profesores, las star-ups, el turismo o la literatura “convierten a los dos continentes en dos mundos más próximos, más capaces de defender juntos aquellos valores en los que creemos”. En este sentido, dijo, “siempre he dicho que América Latina es el mejor socio estratégico de Europa y que Europa es una amiga fiel de América Latina”.

Jáuregui Atondo expresó su “orgullo y honor” por ocupar el sillón Stefan Zweig dentro de la Academia de Yuste y reconoció que la propuesta le llegó en un especial momento de su vida porque estaba haciendo planes para su retiro institucional después de 40 años “sufriendo en la primera línea de esa trinchera feroz que demasiado a menudo es la política partidaria y también institucional”.

Por otra parte, el copresidente del EuroLat señaló que su amor hacia América Latina fue “tardío pero lleno de madurez y de emociones”, y enumeró algunas de ellas como la hospitalidad de sus gentes; la entereza y la dignidad con la que soportan la pobreza o los malos gobiernos; la firmeza de sus convicciones sobre la justicia y la democracia; la magia de sus escritores.

Finalmente, Ramón Jáuregui señaló que la relación entre la Unión Europea y Centroamérica va más allá de la cooperación y de ser socios comerciales y económicos, “nos unen cinco siglos de historia común, de una cultura y unas lenguas que cruzaron el Atlántico y volvieron enriquecidas con nuevas palabas y acentos”. En este sentido, rindió homenaje al escritor que lleva el nombre del sillón que ocupa como académico de Yuste, Stefan Zweig, (Austria-Hungría, 1881-Petrópolis, Brasil, 1942) escritor, biógrafo y activista social austríaco judío quien dejó atrás una Europa invivible y se refugió en América para poder seguir reflexionando y escribiendo hasta que se suicidó seis meses después de llegar a Brasil. Ramón Jáuregui explicó que Zweig se consagró a la idea de una Europa culturalmente unida, a la búsqueda de la paz mundial, hechos que no se materializaban y que le llevaron al suicidio. Explicó que eligió el nombre de este escritor por “su europeísmo, por perseguido, por escritor, por su antifascismo”, y añadió que su recuerdo era y es una señal de alarma “ante un mundo que no encuentra su orden, su paz, sus equilibrios” y menos con la vuelta de los autoritarismos y por el rebrote de los nacionalismos.

Ramón Jáuregui fue nombrado académico de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste el 30 de julio del 2018 por el patronato de dicha institución. Con su nombramiento se refuerza la doble vertiente de la Academia de Yuste, la europea y la iberoamericana. Hombre de amplia trayectoria que ha desempeñado cargos de relevancia, destacando su compromiso con el proceso de integración europea y su trabajo por estrechar puentes y fortalecer las relaciones entre Europa y América Latina para avanzar en una agenda compartida en torno a los grandes retos comunes en ambas regiones.

Por su parte, la Secretaria General Iberoamericana y académica de Yuste, Rebeca Grynspan, se refirió a Ramón Jáuregui como un hombre que incorpora “identidades incluyentes” por ser donostierra, guipuzcoano, vasco, español, europeo e iberoamericano, sino que ninguna identidad excluya a la otra. En este sentido, destacó el “compromiso incansable” que ha tenido con Europa, Iberoamérica y Extremadura.

Finalmente, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, reivindicó en su intervención que “a este mundo le hace falta espacios de reflexión, le sobran gritos”, por eso la Academia Europa e Iberoamericana de Yuste es un “magnífico instrumento de reflexión colectiva, y nos sentimos orgullosos de tenerla”.

En la ceremonia también estuvieron presentes, entre otras autoridades, el diplomático, político, académico de Yuste y Premio Europeo Carlos V, Marcelino Oreja; y el expresidente de la Junta de Extremadura y académico de Yuste, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y el expresidente del Parlamento Europeo, José María Gil-Robles.

Academia Europea e Iberoamericana de Yuste

Es un órgano de carácter honorífico y de consulta, compuesto por un máximo de cincuenta académicos, al servicio de los fines de la Fundación. Sus integrantes son personalidades europeas e iberoamericanas, de reconocido prestigio intelectual y cultural, que ostentan la distinción de Académico de la Academia Europea e Iberoamericana de Yuste. Con tal nombramiento se desea distinguir a aquellas personas que destaquen por su labor creadora o de investigación, impulsando con su trabajo la construcción del patrimonio común cultural y el progreso de las ciencias.

Algunos académicos de Yuste son el pintor, Antonio López; los historiadores, Paul Preston, Carmen Iglesias y Manuela Mendonça; el teólogo, Han Küng; la científica, Margarita Salas, y los sociólogos Abram de Swaan y Alain Touraine, entre otros.