FUNDACIÓN

Memoria de Actividades

Memoria 2020

La memoria es el recuerdo del pasado. Cuando en el futuro evoquemos el año 2020 volverán a nosotros recuerdos dolorosos desparramados a lo largo de unos meses muy difíciles, los más difíciles de las últimas décadas. Durante el año que ahora recordamos, muchas personas perdieron su vida o vieron deteriorada su salud; otros quedaron privados de su hacienda, en todo o en parte. Es de justicia, por tanto, que esta introducción comience rindiendo homenaje a todas ellas.

La vida se paralizó en gran parte durante el año pasado pero ante la amenaza global que supuso la pandemia, la vida nos retó a reinventar nuestras actividades para no ser una víctima más del virus. Por ello, aunque una parte del centenar de actividades previstas tuvieron que suspenderse, entre ellas la celebración del Premio Europeo Carlos V, otras muchas sí tuvieron lugar en un formato diferente, dando la bienvenida al mundo virtual que ha llegado a nosotros y que ya no se despedirá porque los viejos muros que un día albergaron al dueño del mundo acogen desde ahora al mundo entero. Entre otros datos significativos de esta nueva realidad cabe reseñar las ciento treinta y nueve personas representativas
de la sociedad que conmemoraron el Día de Europa a través de diez vídeos, una pléyade que incluye, entre otros, a S.M. el Rey, Guillermo Fernández Vara, Arancha González Laya, Josep Borrell, Rebeca Grynspan, Felipe González, Javier Solana, Sofía Corradi, José María Gil Robles, Enrique Barón, Marcelino Oreja, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Esteban González Pons, Maite Pagazaurtundúa, María Eugenia Rodríguez Palop y a los alumnos de diversos centros educativos de Extremadura. En nuestros cursos de verano se inscribieron más del mil alumnos de treinta países de Europa, Iberoamérica y África, y cuatrocientos más en los Encuentros Guadalupe Destino. Para mantener el pulso académico constante a lo largo del año, el Boletín de la Academia, inaugurado en enero de 2020 y que mensualmente se distribuye online, gratuitamente, dando voz conjunta a nuestros académicos, alumnos y personalidades del mundo científico y cultural.

Las posibilidades inabarcables que nos ofrece Internet, el camino que nos ha abierto para divulgar la cultura sin fronteras, la accesibilidad que nos brinda para que cualquier persona, sea cual sea su edad o lugar de residencia, se beneficie de las actividades de la Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste hacen que nuestra apuesta por este tipo de enseñanza no tenga vuelta atrás, más aún cuando la podemos hacer compatible con la enseñanza presencial, que seguirá siendo necesaria porque estar en Yuste, la belleza de Yuste, lo que Yuste significa, lo que emociona, lo que atrapa… sólo mínimamente se puede exportar a través de las ondas.